top of page
Buscar
  • Foto del escritorRev. Fred Hartley, III

Migas de Bendición

Sí, Señor; pero aun los perrillos debajo de la mesa comen las migajas de los hijos.

Marcos 7:28


Cuando lleve a sus hijos a Jesús, es importante que apele a Dios en nombre de su carácter. El carácter de Dios es la promesa de Dios para ti.


Cuando una mujer luchadora trajo a su hijita a Jesús, no aceptó un no por respuesta. Ella apeló a Jesús en nombre del carácter de Dios: sabía que Dios era generoso y que la curación de su hija era parte del pan en la mesa de Dios.


Jesús quedó tan impresionado con la insistencia de esta mujer que dijo: “Por esta declaración puedes seguir tu camino; tu hija está sana” (ver Marcos 7:29). Cuando la madre llegó a casa, su hija estaba sana.


No importa cuán profundos puedan estar los problemas de su hijo, Dios quiere que apele a su carácter hoy. La sanidad para tu hijo es parte del pan en la mesa de Dios Padre. Esta es una promesa arraigada en el carácter de Dios.


Amado Padre, hoy vengo a tu mesa a recibir pan para mi(s) hijo(s) en el nombre de Jesús.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page